Video 27: Gollum

gollumDice Thompson de su gato Screwjack: “Pude notar en sus ojos dorados un lánguido anhelo amoroso cuando lo transporté en brazos hasta la puerta principal, así que, antes de arrojarlo de culo a la nieve, lo alcé hasta que su rostro estuvo frente al mío, introduje mi lengua entre sus colmillos y le lamí con unción el acanalado techo del paladar. Luego lo sujeté de sus poderosas patas delanteras y lo estreché contra mi pecho. Su ronroneo era tan intenso que nos hizo temblar a los dos.

El me miró fijamente, sin hacer comentarios, y al instante siguiente se escabulló de mis brazos y se desvaneció como un fantasma de otro mundo. Y yo supe en mi corazón, mientras el sucio manto negro de su lomo se perdía entre la pila de leña y la parrilla delantera del Volvo, que nunca más volvería a verlo. Y la próxima vez que lo viera pesaría noventa kilos, y me pondría de espaldas contra el suelo y me culearía por detrás como una pantera.

Mi bestia, mi delfín, mi perfecto amante de ensueño, mi temido fantasma que debo olvidar… mi hermoso tatuaje microscópico que costará 1500 dólares borrar de mi hombro con tratamiento láser.

Perdóname, Señor, por amar a esa bestia como la amo, y por desear tenerla tan dentro de mí que finalmente irrumpa a través de la fina membrana de mi corazón… y por desear de igual manera yacer a su lado y dormir como bebés con nuestros cuerpos entrelazados, soñando ambos el mismo sueño salvaje.”

La relación con mi Gollum no llegó a semejante nivel de animalidad, pero cuando volví del Monte donde tuvimos esa nuestra  relación, si bien breve y más distante, necesité hacerle este video:

Anuncios

Video 26: Saccoa

La ludopatía consiste en una alteración progresiva del comportamiento por la que un individuo siente una incontrolable necesidad de jugar (juegos de azar), menospreciando cualquier consecuencia negativa. Se trata de una adicción. En algunos países, es causa de divorcio.

El juego puede llegar a ser algo más importante en la vida de un jugador que su familia, trabajo o bienes materiales. Tan fuerte puede ser la dedicación al juego que la alimentación, sexo o relaciones sociales pasan a constituir algo secundario.

El jugador compulsivo es manejado por un impulso incontrolable para aceptar riesgos, hecho que progresivamente va minando toda su vida. En muchas ocasiones, el jugador tiene que recurrir a actividades ilegales o contra su propia naturaleza para obtener el dinero que escapa de sus manos. También presenta un elevado riesgo de cometer suicidio. (Wikipedia)

Video 25: AFI

Ésta, a diferencia de la anterior, es una publicidad plena; es decir: hay un producto que vender. En este caso un gimnasio, pero no un gimnasio común. Una vez estando yo sentado en el banco plano, sin hacer absolutamente nada, con el gimnasio vacío, me acuerdo que entró un tipo buscando al dueño. El dueño, extraordinariamente, no estaba y el tipo me preguntó qué era eso que tenía frente a los ojos. “Un gimnasio” le respondí yo y él me contestó que era una mezcla de underground con tren fantasma. Esa definición, certera, es aplicable hasta el día de hoy. El video lo único que hace es dejar a la vista el referente, porque para vender el gimnasio AFI no se necesita mucho más. Pasillo, puertas, y recovecos de piedra. Mancuernas y máquinas únicas en su género. Un gimnasio que, al contrario de los demás, en vez de mostrar su interior como una pecera a la calle, se esconde y entrar es casi una catábasis:

Video 24: Comadreja

Si bien la comadreja es un animal carnívoro acá lo vemos llevando víveres verdes para su madriguera. Su plato principal, al parecer, lleva acompañamiento. La comadreja es un animal muy voraz y se adapta a todo tipo de suelos (como podemos ver en el video). Su cubil, en este caso, se encuentra entre muros, muy cerca de la presencia humana. Tanto la hembra como el macho son territoriales y solitarios, con excepción de la época de celo, durante la cual se pueden formar grupos familiares:

Video 23: Kabuki gaucho

Estos quince segundos también pertenecen a ese día que superó las 24 horas de duración. Es una publicidad, o por lo menos así queremos pensar este video. Una publicidad de, en realidad, no se sabe bien qué. Porque no hay ningún producto de por medio. Del propio Kabuki puede ser. Una publicidad que muestra los beneficios de cruzarte con Kabuki:

Video 22: Marcha

Este video fue filmado en uno de esos días que tienen más de 24 horas. En principio lo que reproduce es una sorpresa. Salimos con Kabuki y vimos la gente marchar en contra del aborto. Toda una movida que había tenido en su momento resonancias mediáticas. Gente presa por hacer pintadas “de género”. Después esta marcha programada durante días. Mientras pasaba la gente con Kabuki estábamos en ese lapso de tiempo tan tremendo, de espera de la intromisión de lo fantástico en lo real, ese pasaje de fronteras difusas. Después nos íbamos a encontrar con una maratón pedestre. La ilusión de que de repente estaban pasando demasiadas cosas:

Video 21: Toro caído

n1023447602_30217547_6826La crónica del viaje que  nos llevó hasta el toro caído que reproduce el video no la tendría que hacer yo, porque fui un personaje secundario en ese viaje. Pero el personaje principal, lamentablemente, nunca hizo su propia crónica. A grandes rasgos el viaje empieza con una complicación, abajo del sol tórrido del mediodía, en una ruta bonaerense, y termina con otra complicación, en la oscuridad de la noche, en otra ruta bonaerense. Y como Gran Final, habiendo llegado a nuestra ciudad, una imagen soberbia que tiene que ver con la victoria y la derrota al mismo tiempo, una imagen altamente poética que a mí me hizo acordar al Sean Penn de Dulce y Melancólico rompiendo una guitarra criolla contra el piso, completamente borracho. Pero esta parte nocturna del viaje no entra en la presentación. Acá solamente voy a decir que llegar al campo que reproduce el video no fue sencillo, y que una vez en ese campo la gran parte del tiempo que estuvimos ahí (un lapso de aproximadamente cuatro horas) se centró en resolver un dilema de una alta densidad intelectual, pero sobre todo también de una densidad en un nivel pragmático, adentro de una habitación entre  moscas, refujiándonos del sol terrible.

Y como  una distracción necesaria a semejante escenario también tuvimos nuestro momento netamente rural. Y ese momento, breve, es el que reproduce el video: un toro caído boca arriba, abajo del sol en un campo de provincia, intentando darse vuelta, una de las absurdas causas de muerte de estos animales sagrados.